El Blog

Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

Fundamentos

Por Sarri - 11 de Octubre, 2008, 15:59, Categoría: Doctrinal

MALDAD

Si toda bondad viene sólo de Dios, de dónde procede la maldad? Evidentemente no de Dios, ni tampoco de la naturaleza. Queda la culturaleza, obra de la libertad humana. Huelga inventar demonios tentadores ya que la fuente de todas las tentaciones somos nosotros mismos debido a nuestro deficiente desarrollo moral del que somos, conscientes o no, responsables.

La maldad humana implica diversas gradaciones. Los niños y los locos no tienen maldad porque no saben lo que hacen. En la apertura de la razón intervienen los educadores con su cuota de responsabilidad, pero una vez capacitada para razonar la persona debe cargar con el peso de la propia responsabilidad.

Esto es algo que se dice muy pronto, pero calibrar el grado de responsabilidad en el ser racional es algo que escapa a la más fina sicología. La libertad, para ser plenamente responsable de lo que decide, requiere conocimiento claro y cierto además de una voluntad sin presiones ni coerciones. De ahí la justeza del consejo evangélico: no juzguen si no quieren ser juzgados.

Salvo en los planteos matemáticos nunca se puede llegar a la plena certeza ni en los hechos ni en las conductas morales. Con frecuencia afirmamos en los dichos certidumbres que están lejos de ser tales en los hechos y se deben a reacciones desesperadas por las inseguridades, mayores o menores, de la vida. Estas dudas reales que negamos con las palabras son el origen  de las discusiones y peleas que, luego, con el acaloramiento y el anonimato colectivo, se convierten en guerras.

Quién es el responsable de las guerras? Ya que la guerra es el epítome de todos los males, sería razonable señalar uno o unos cuantos responsables. Imposible! Y pretenderlo sería entrar en nuevas discusiones y guerras más agresivas.

El quinto mandamiento es no matar y matar, sea una flor, una idea o una persona, es la raíz de todo mal que Dios, dador de vida, prohíbe a todo ser libre y razonable.